WordPress no me dejó subir este audio, que pueden escuchar acá. Es algo así como la génesis del cierre musical de la fabulosa noche OUTSIDER_02. (Superate ésa, Valeria, en el 03, si podés)

Ahora sí, una review de lo que fue la noche del 22 de noviembre en el Pachamama. (No sin antes agracecer todo el feedback que recibí, y gracias a Simón que nos recibe otra vez para el OUTSIDER_03 en su casa de cultura.) Sin fotos, claro, porque recién cuando llegué a casa, extasiada de felicidad, vi que había dejado la cámara de fotos sobre la mesa del living. Así que voy a tener que escribir al menos mil palabras para lograr una imagen.

Se me ocurrió la siguiente comparación brillante: un outsider es a las lecturas literarias lo que una banda soporte es a los recitales de rock; y ahí nomás abrimos con el texto grabado de la OUTSIDER_02. En principio la idea de grabarlo había sido por si se le hacía tarde llegar. Pero al final igual la esperamos y preferimos el CD porque Lila (ella misma lo admitió después) estaba neviosísima.

Arrancó a leer Juan Diego Incardona, con la partitura de su texto que –comentó después– había marcado con indicaciones de pausas, silbidos y gestos en el viaje en colectivo mientras se acercaba al Pachamama. Nos leyó un cuento nuevo publicado en la revista Contrarreforma: Víctor San La Muerte. Un desfile de personajes de Villa Celina y mascotas accidentadas se corporizaron en la sala. (En el link pueden leerlo, pero no será lo mismo).

Agustín Flores Muñoz amenizó con música. Lo bueno si breve, doblemente bueno. Y se guardó el plato fuerte para el final.

Vino pausa para cenar. Yo me había olvidado de marcarla en el programa y venía accelerated porque también tenía mis nervios.

Volvimos a arrancar con Noelia Rivero que nos leyó, con voz potente y segura pero a la vez frágil, dos poemas largos y un set de poemas cortos. Uno se llamaba, seguramente, Ícaro, por lo que recuerdo. (Prometo completar acá con datos más precisos cuando le pregunte.) Excelentes. Sorprendentes.

Llegó el momento de la OUTSIDER_02. Lila Monti salió a escena con toda su bellísima vulnerabilidad claunesca a flor de piel. Blanqueó sus nervios, se trajo un atril para que nadie viera cómo le temblaban las manos mientras leía, instaló pequeñas escenografías, se calzó lentes –a pesar de que no las necesita– y nos leyó dos cuentos contundentes y movilizantes. Bellos, como ella.

Finalmente, y a modo de cierre, Agustín Flores Muñoz se lució como arreglador acompañándonos a Lila y a mí (que organizo OUTSIDER sólo para tener una excusa para cantar) con el tema A Total Eclipse of the Pie (Total Eclipse of the Heart + Honey Pie). Ovación y quedamos a 30 cm. del suelo.

Me gané: invitaciones al teatro el domingo y un refuerzo de cariño de personas que quiero mucho.

Gracias a todos los que fueron, especialmente a Lore que fue mi maquilladora suplente, a Andrés que además de diseñar el flyer fue a vernos, a todos mis compañeros del Epígrafe. Y al resto ya lo agradecí en el programa (por si me olvido de alguien).

OUTSIDER_03 será entonces el 20/12 a las 22 hs. en el Pachamama.

Los espero.

Anuncios